Diario de Catar: Inglaterra y Francia son una maravilla

Inglaterra y Francia confirmaron que son dos conjuntos llamados a triunfar. ¿El problema? Ambos se cruzan en los cuartos de final del Mundial. Veremos qué equipo puede progresar a las semifinales el próximo sábado. Yo no me atrevo a dar un resultado. Ayer los franceses abrieron la jornada venciendo con sencillez a Polonia. El cuadro de Czesław Michniewicz, tremendamente decepcionante por sus pocas ganas de atacar, vivió tranquilo hasta el final del primer acto. Los de Didier Deschamps no atosigaron en demasía a sus rivales hasta que Olivier Giroud rompió la calma. Hay que destacar el nivel del ariete del AC Milan: se han reído de él, pero se ha convertido en el máximo anotador de la historia de la selección. Que hablen. Después del primer golpetazo se vio a la Francia de siempre: plantearon un bloque medio para salir al contragolpe a la mínima. Así llegaron los dos tantos de Kylian Mbappé. El del PSG, por cierto, está llamado a ser otra vez el mejor jugador del Mundial. Tiene 23 años y ya es favorito para ganar su segunda Copa del Mundo. Lewandowski, con un penalti final, maquilló el marcador. Los polacos dejan el torneo con una sensación amarga: en muy pocos momentos han sido valientes. El otro envite del día lo protagonizaban ingleses y senegaleses. Senegal llegó con la ilusión por las nubes: su victoria ante Ecuador, que venía a gran nivel, debía ser un impulso. Los campeones de África arrancaron de maravilla, pero la calidad de Bellingham, Kane y compañía fue demasiado. Habrá que hablar también del joven centrocampista del Borussia Dortmund. A sus 19 años ya es uno de los mejores futbolistas del mundo. Anotaron Henderson, Kane y Saka. Ya sabéis, atentos al sábado. Hoy se seguirá perfilando el cuadro. Japón abre el telón ante Croacia: los nipones, después de la gran sorpresa en su grupo, quieren colarse en la fiesta de las mejores selecciones del mundo. Por el momento, más allá de las sorpresas iniciales, se están dando resultados esperados. Posteriormente, Brasil y Corea del Sur tienen un choque muy desigual. Sin embargo, Son Heung-min está acostumbrado a hacer milagros. Lo normal es que los de Tite ganen cómodamente. Imagen de cabecera: @FIFAWorldCup

×