Javier Pinola, la final de Madrid y la dupla central con Maidana

Llegando en 2017 y retirándose hace un mes, Javier Pinola se ganó el cariño de los hinchas de River por su garra, su juego y su amor para defender la camiseta, llegando a levantar ocho títulos. Tras colgar los botines en el último partido del año del Más Grande, el zaguero pasó a ser parte del cuerpo técnico de Martín Demichelis pero no tardó en recordar el 9 de diciembre y su relación con Jonatan Maidana dentro y fuera de la cancha. “La verdad que la defensa con Jony, haber compartido con él en una cancha, ha sido muy importante, me potenció muchísimo. Uno cuando está del otro lado lo ve como una persona muy seria y un gran referente, después cuando me toca pasar a River, conocerlo en lo que es la vida privada, en la amistad que formamos, nos potenció el uno al otro para ir conociéndonos aún mejor y terminar rindiendo al máximo nivel”, comenzó sobre su compañero. Siguiendo en este tema, agregó: “Con Jony hasta no necesitábamos hablarnos, mirándonos sabíamos lo que pensaba el otro, nos entendíamos muy fácilmente. Tuve una posibilidad de volver a compartir después de que él tomó otro camino. No solo dentro de un campo de juego lo disfrutábamos, fuera también. Me llevo los mejores recuerdos y ojalá que le toque seguir dándole muchas alegrías al club” Pinola aparece en la corrida final del Pity Martínez y recordó: “Esta imagen es muy recordada, todos a cada momento me preguntan, qué era lo que estaba pensando. De vez en cuando me agarraba que tomaba la lanza y me iba al ataque. En ese momento cuando veo el rechace de Franco, veo que Juanfer estaba mano a mano y lo único que atiné fue correr para ser una opción más”. “Después que él decidiera en base a como estaba más cómodo y la pelota fue al otro lado, donde estaba el Pity. Traté de acompañarlo porque era una de las últimas pelotas del partido y tenía que estar. Cuando veo que cuando entra al área no había más posibilidades que pase algo raro bajé la marcha y fui a abrazar al Pity porque era el cierre de algo muy lindo” añadió sobre el tercer gol ante Boca. “Es muy difícil recordar lo que uno estaba viviendo, era un momento de alegría, de emoción, de locura, de descargo. Lo único que quería era que entrara la pelota, que termine el partido y festejar. Si hacemos un repaso de todo lo que se vivió antes de esa final en Madrid, con la suspensión del primer partido por lluvia, luego los incidentes, la espera de donde se jugaba… Fueron semanas de mucha tensión y el foco no lo perdíamos en ningún momento, era un momento de descarga total y de largar todas esas emociones que cada uno tenía dentro suyo”, concluyó Pinola para recordar la Libertadores del 2018.

×