img

Así vivieron el partido los jugadores afectados por el brote del Sporting: Confinados en la grada

“Para nada es un castigo”. David Gallego quiso dejar claro tras el encuentro frente al Castellón, que el haber dejado a todos los jugadores que estuvieron infectados por coronavirus en el banquillo, pese a tener el alta médica, se debe a una simple “decisión técnica” y no una medida correctiva contra algunos jugadores que se saltaron las recomendaciones del club en sus vacaciones navideñas.

×