img

La opinión del día sobre el Sporting: Sin testigos

Añora Gallego al público. No es el único. Aunque tampoco conoce el genio, y no el de la lámpara precisamente, que habita en El Molinón cuando a la tropa no le gusta lo que ve. Nunca se sabrá lo que hubiera ocurrido si en lugar de los gritos del silencio y el sonido enlatado de las retransmisiones de Tebas, este año las gradas hubieran tenido vida. Las distopías, los mundos paralelos, mejor dejarlos para la televisión a la carta.

×