La opinión sobre España, el Oviedo y el Sporting: Un buen trozo de realidad

img

El Mundial del cinismo, el de los maletines para comprar votos, voluntades y tal y tal, sigue a pleno rendimiento. La España de Luis Enrique se quedó ayer a medias con la gran Alemania. No todos los días van a ser como el de Costa Rica, y menos ante una selección que casi siempre rinde se llamen como se llamen sus jugadores. Un punto nunca viene mal, aunque mejor hubiera sido el éxito total. Pero nadie dijo que esto fuera a estar chupado a pesar de lo fácil que es en este país pasar de la euforia más desmedida a una depresión posparto de caballo. Por eso no viene mal de vez en cuando un pequeño baño de realidad para mantener lo piececitos en el suelo y dejar volar la imaginación lo justo y necesario.

×