img

Los locos bailes del portero de Australia que dejaron a Perú sin Mundial

La danza de Dudek en la tanda de penaltis de la final de la Champions League de 2005, aquella que hizo campeón de Europa al Liverpool de Benítez, es una pequeñez comparado con lo acontecido este lunes en la repesca intercontinental por una plaza en Catar 2022 entre Perú y Australia. As called on Peruvian radio: pic.twitter.com/Ce7mgIJec9— Timothy Burke (@bubbaprog) June 13, 2022 Cuando el insípido los noventa minutos y la prórroga llegaron a su fin bajo el infernal calor estival catarí, el entrenador oceánico Graham Arnold decidió quitar a su portero titular, Matthew Ryan de la Real Sociedad, e introducir al veterano Andrew Redmayne, el meta del Sidney FC, un hombre desconocido para el gran público que jamás compitió fuera del fútbol australiano. Comenzó la tanda de penas máximas y, desde el primer instante, Redmayne se convirtió en el protagonista del momento clave de la eliminatoria. El de Gosford, en cada lanzamiento de Perú, bailaba alocadamente sobre la línea de gol, saltaba descordinadamente, con el objetivo de desconcertar a los lanzadores sudamericanos. Y lo consiguió. Influido o no por sus movimientos, Luis Advíncula mandó su penalti al palo para igualar la tanda. Y ya en la muerte súbita, Redmayne detuvo el penalti decisivo a Valera para enviar a su selección al grupo D del Mundial junto a Dinarmarca, Túnez y la vigente campeona, Francia (con quien debutaran en el torneo el 22 de noviembre). Decepción peruana, algarabía australiana, que ya ha encontrado un nuevo héroe.

×