img

Róger siempre dispara con bala

Roger es un delantero magnífico. Ya se sabe pero lo reconfirma cada partido. Contra el Valladolid fue el principal responsable de amortiguar un partido flojo en el que el Levante estuvo a punto de manchar su trayectoria en el Ciutat. Al equipo de Paco López no le alcanzó para enlazar su quinta victoria seguida pero sí para sortear la primera derrota y al menos recuperar un punto. La abnegación del Pistolero, entre cuyas cualidades sigue destacando la de materializar sus ocasiones, evitó males mayores. El Valladolid no bajó el lomo y acabó yéndose con peor sabor de boca tras malograr una ventaja que se tuvo ganada a pulso. Al final fue un empate más convincente por las agallas de los granotas que por el juego en una noche que pasó de aburrida a entretenida, incluso demasiado. Mejor en versión reactiva frente a la adversidad, el Levante manifestó sus conocidas carencias, especialmente las que le condenan a encajar goles por un tubo, pero exhibió también sus virtudes. Las mejores, todas las que tienen que ver con la efectividad y su esplendor en ataque, un frente sobrado de talento en el que Roger brilla con luz propia pero no es el único que lo hace.

×