La nueva vida de Pablo Guede como un malagueño más: "El sábado estoy en La Rosaleda con mis cinco abonos"

img

Tras salir del Málaga CF comienza una nueva etapa en la vida de Pablo Guede. El que hasta este martes ha sido técnico del equipo malaguista admitió en su rueda de prensa de despedida que no sabe qué le deparará el futuro, pero tiene muy claro que va a seguir viviendo en la capital de la Costa del Sol. Estas fueron sus declaraciones: ¿Con qué recuerdo te quedas?: "Con todo. Me quedo con todo. De haberme ido con mi hijo con un año y entrar con él y abrazarme dentro de La Rosaleda cuando tenía 26. Me quedo con lo bueno y menos bueno, con el trabajo de horas y horas, los chicos que se quedaron. Solo nosotros sabemos lo que sufrimos durante el día a día. Me quedo cuando me gritaron el 'Guede vete ya' porque eso es el fútbol. Este era mi sueño e ilusión". ¿Ha podido más la presión que las ganas?: "No. No pasa por la presión, no pasa por las ganas de seguir. Nos juntamos con Manolo y José María y decidimos, en conjunto, como el primer día que llegué aquí, lo que creíamos que era mejor para el club. El club está por encima de nosotros tres. Hay una realidad, que de seis partidos ganamos uno y perdimos cinco. Nunca vamos a poner excusas". ¿Se podía haber evitado?: "No voy a poner excusas. Todos los que estamos acá sabemos las circunstancias por las que pasamos y termina con otra circunstancia que es muy dolorosa, como un no-penalti, pero da igual, porque cada uno vende la película como la quiere vender. Los resultados son los que son, están ahí, y son los que mandan. Es lo que hay". ¿Qué mensaje le has dado a la plantilla?: "Que están destinados al éxito. Este grupo vale oro. El lunes hicieron un entrenamiento de chapeau en Tenerife. Sabiendo que el entrenador estaba tocado, esto no te lo hace cualquier grupo. Les dije que no bajen los brazos, que esto es seguir, y el fútbol no se queda con nada de nadie". ¿Un adiós o un hasta luego?: "Es una despedida, porque no sé qué va a ser realmente de mi vida. Sé que me voy a quedar a vivir aquí, porque es mi lugar en el mundo. El futuro no lo sé, pero es una despedida porque no sé qué rumbo voy a tomar. Lo único que sé es que me voy a quedar a vivir en Málaga. Ahora toca otra cosa. Y el sábado estoy en La Rosaleda con mis cinco abonos viendo el partido. Ahora pasamos a ser hinchas". Pablo Guede, entrenador del Málaga Guede se despide del Málaga, pero no de la ciudad ¿La puerta puede quedar abierta?: "No puedo tener espinita clavada. El motor de las personas son los sueños con los que se mueven. Todos tenemos sueños en mayor o menor medida. En mi corta carrera de ocho años como entrenador tenía el sueño de entrenar a San Lorenzo y al Málaga y los cumplí. Como jugador ascendí y fui campeón tres veces. ¿Sabes lo que es cumplir los sueños? Soy un privilegiado. He jugado en San Lorenzo, que iba a verlo de chiquito. Y he jugado, ascendido y entrenado al Málaga. Espinita ninguna". ¿Tenías muy claro que había que dar explicaciones?: "No me escondo. Y por no haber tenido los resultados que queríamos, me tengo que despedir como me tengo que despedir. No tengo por qué esconderme. Soy muy franco y sincero siempre. Que estén todos acá me llena de orgullo, porque en la vida lo que queda son las relaciones personales y me llevo un montón de cariño y valores. Se lo dije a José María y Manolo, que me gustaría despedirme del Málaga CF como realmente me tengo que despedir. Que no haya logrado el objetivo no cambia mi cariño por este equipo y esta ciudad".

×