Pablo Guede instaura la mano dura y no volverá a jugar con el Málaga nunca más

img

Antoñín Cortés fue uno de los refuerzos estrella que el Málaga hizo el pasado verano. Consiguieron el regreso de uno de los grandes talentos que había dado la cantera en mucho tiempo, y aterrizó para ser importante desde el primer día. Lo hizo a través de un préstamo, procedente del Granada, y confiaban en que pudiera convertirse en uno de los líderes del equipo. Pero la realidad fue muy distinta, y tanto su rendimiento como su comportamiento fueron decepcionantes. Antoñín (Foto: Cordon Press).   No estuvo acertado, como casi todos sus compañeros, y no pudo contribuir a que el conjunto de Martiricos sumara más goles. De hecho, fueron la escuadra menos realizadora de toda La Liga SmartBank, un lastre que casi les condena a descender a la Primera RFEF. Afortunadamente, pudieron certificar su permanencia en las últimas jornadas, si bien el delantero de 22 años no estuvo sobre el terreno de juego para celebrarlo.   Porque fue apartado por Pablo Guede después de que fuera ‘cazado’ jugando un partido de futbol sala con sus amigos. Algo que estaba terminantemente prohibido por contrato, ya que se exponía tontamente al riesgo de sufrir una lesión o algún contratiempo físico. Al argentino no le gustó eso, y le dejó en la grada en las últimas semanas de la pasada campaña. Además, vetó por completo la posibilidad de que siguiera durante más tiempo en La Rosaleda.   Es decir, que Antoñín tiene las puertas del Málaga cerradas, y la afición también se puso en su contra después de ver el mencionado video, que se hizo muy viral. En el Granada, por su parte, tampoco tenía hueco, a pesar de haber descendido, y ha tenido que volver a hacer las maletas. Su destino se ha encontrado en Portugal, donde sí podrá competir en primera división, y lo hará de la mano del Vitoria de Guimarães, que también le ofrece la oportunidad de participar en la Conference League.   En la Liga BWIN, el que también fuera jugador del Rayo Vallecano se podrá enfrentar a su ex compañero Kevin Medina, que hace unos días se marchó, al no entrar en los planes de Guede, para recalar en el Gil Vicente.

×