Edgar: "El Betis está acostumbrándose a ganar siempre que es lo que buscábamos"

img

Edgar González se ha asentado en el Real Betis tras su vuelta de la cesión en el Oviedo y suma su segunda campaña desde entonces a las órdenes de Manuel Pellegrini. El central verdiblanco, desde el mismo temple que muestra sobre el terreno de juego, analiza con ElDesmarque el discurrir de un equipo que ha arrancado con fuerza la temporada. La palabra competitividad aparece en varias ocasiones en el discurso de Edgar, probablemente una de las palabras que mejor define a este Betis. Sus sensaciones personales, los consejos de Manuel Pellegrini, los recuerdos personales de la Copa del Rey conquistada en abril, o nombres propios como los de Borja Iglesias, Juanmi o Joaquín aparecen en esta conversación. - Debe ser un gustazo llegar así al parón con este inicio de temporada del Betis... - Sí, cuando acabamos la pretemporada e iniciamos LaLiga, si nos dicen que íbamos a llegar así habríamos firmado. Está claro que nosotros jugamos para ganar siempre y creo que lo hemos conseguido, excepto el día del Madrid que es un campo en el que puedes perder y encima lo hicimos competiendo. Llegamos al parón muy bien. También viene bien ahora descansar un poco, desconectar esta semana y afrontar el mes que viene, que hay doce partidos y va a ser duro. - Por el momento que atraviesa el Betis, con siete victorias en ocho partidos, ¿da coraje que llegue un parón ahora? - El buen momento de forma no es solo de un mes, viene ya de un año o año y medio atrás en el que el equipo está ganando mucho, está acostumbrándose a ganar siempre que es importante y lo que buscábamos. Creo que no es tanto un estado de forma puntual, es una forma de trabajar, de afrontar los partidos y de confiar en nuestras posibilidades. Viene bien el parón de una semana, porque es un año muy especial. Luego viene el parón del Mundial, tenemos siempre partidos entre semana. Eso hace que todos nos sintamos importantes, que todos tengamos nuestros minutos, pero viene bien también la semana para descansar un poco. "Hay veces que te plantean partidos difíciles, que te pueden superar en momentos y ahí es el momento de estar compactos, de saber pasar un poco el temporal ese y saber que hay que competir", Edgar sobre la competitividad del Betis - La pregunta del millón, ¿cuál es el secreto de este Betis? - Creernos un poco que somos un gran equipo y que tenemos que trabajar siempre para sacar los tres puntos donde sea y contra quien sea. Nosotros lo vemos cada día entrenando que hay una plantilla de mucha calidad, que encima trabaja siempre al cien por cien en cada entreno y que eso al final se refleja en el partido. Cuando salimos al campo creo que, pueda salir mejor o peor, siempre competimos en cada balón hasta el final. Creo esa es un poco la clave, el buscar siempre los tres puntos compitiendo y sabiendo que haciendo nuestro fútbol podemos ganar a quien sea. - Desde fuera hay una palabra que define a este Betis y que es competitividad. ¿Se ve así también desde de dentro, esa idea de que sea más o menos brillante a este equipo no le echan fácilmente de los partidos? - Sí, es un año largo y cuando se juega en Europa más, con muchos partidos. No siempre se puede tener un 80 por ciento de posesión y ganar 4-0. Hay partidos que se te complican, más en Primera División y en Europa con los rivales que tienen mucha calidad. Hay veces que te plantean partidos difíciles, que te pueden superar en fases y ahí es el momento de estar compactos, de saber pasar un poco el temporal ese y saber que hay que competir, pasar esos minutos y siempre acabaremos teniendo nosotros, sobre todo con la calidad que tenemos arriba y de construcción, opciones y ocasiones de marcar gol. La idea de intentar no encajar en nuestra portería, porque arriba tendremos alguna ocasión. - Este Betis tiene el listón alto, dos clasificaciones europeas y el título de Copa. Algunos compañeros hablaban de dar un salto más y la ambición de buscar la clasificación para la Champions. ¿Lo comparte? - Sí, la ambición hace mucho tiempo que está en este vestuario y se está reflejando. Nosotros al final queremos llegar lo más lejos posible en todas las competiciones. El año pasado lo conseguimos en la Copa, que sigue siendo nuestro objetivo este año también; el año pasado creo que hicimos un muy buen año en Europa y se nos quedó un poco el sabor amargo de la eliminación. También es una competición difícil pero ilusionante para nosotros. Edgar González, en la Ciudad Deportiva (foto: Kiko Hurtado). Evidentemente la más importante es LaLiga. Está claro que el objetivo de Champions es bonito para nosotros y la afición. Hay equipos muy buenos que también la están luchando y al final no hay que mirar a largo plazo, sino intentar pensar en el siguiente partido, saber que tenemos calidad para sacar los tres puntos siempre contra el rival que sea. Trabajar para el siguiente partido y olvidarse un poco de los objetivos a largo plazo. - A nivel personal, ¿qué sensaciones le deja a Edgar su arranque de temporada? - Bien, yo al final estoy muy cómodo y contento con cómo están saliendo las cosas. El año pasado ya fue un año muy bueno para mí, que venía de la cesión en el Oviedo y no sabía si me iba a poder quedar. Trabajé para hacerlo y al final conseguí quedarme, hacerme un hueco y jugar muchos partidos. Este año venía con esa intención de seguir trabajando, seguir aprendiendo y seguir poniéndole las cosas difícil al míster para poder hacer un once y poder tener opciones. Las estoy teniendo. Siempre se quiere más, todos queremos más, pero es un equipo con una gran competencia y hay partidos y oportunidades para todos. Mi objetivo es las que tenga aprovecharlas y jugar bien para poder tener más. - Este año una de las incorporaciones es Luiz Felipe. Siempre se habla de la importancia para un central de su compañero de zaga. ¿Cómo es el italo-brasileño visto desde dentro? - Es un gran jugador, que se ha visto ya en los partidos que ha jugado. Ha tenido un gran rendimiento y después es una persona que ha venido aportar, que está siempre dispuesto a trabajar, que tuvo unas primeras semanas difíciles con el tema de las inscripciones. En vez de irse un poco de la cabeza, siguió entrenando a tope, prestando ayuda al equipo. Al final tanto él, como el resto de jugadores que no estaban inscritos, fueron claves para las primeras victorias que sacamos y que hay que darle mucho valor a eso.  Edgar sobre Luiz Felipe: "Es un gran jugador, que se ha visto ya en los partidos que ha jugado. Ha tenido un gran rendimiento y después es una persona que ha venido aportar, que está siempre dispuesto a trabajar" Había jugadores que no estaban inscritos y aportaban mucho, incluso viajaron con nosotros aunque no podían jugar. Luiz fue uno de ellos. Tiene mucha calidad, es un jugador internacional y cuando tiene la oportunidad de jugar, está claro que tiene un gran rendimiento. - Hablemos de un compañero de zaga que se fue como Bartra. ¿Cómo valora su salida para el equipo? - Es otro gran central, que tiene un gran currículum detrás. Yo he intentando aprender mucho de él estos años. Han sido tres años que he podido estar aquí en el Betis entrenando o siendo parte del primer equipo con él. Es un jugador muy rápido, agresivo, que va bien al corte y tiene buena salida de balón. Todos conocemos cómo es como jugador y creo que también era una persona muy importante vestuario. Tomó una decisión conjunta con el club y al final creo que hay que desearle lo mejor y agradecerle los años que ha estado aquí en el Betis. - Seguimos hablando de cuestiones defensivas, aunque colectivas. El Betis ha ido reduciendo con Pellegrini los goles encajados. De 60 a 50, este año varias porterías a cero... ¿hace especial hincapié Pellegrini en esa idea de ir mejorando en el apartado defensivo? - Está claro que el año pasado fue un gran año, pero siempre hay que seguir mejorando cosas para para llegar a un pasito más. Al final el fútbol es es fácil, hay que meter muchos goles y encajar pocos. En eso estamos, intentar aumentar las cifras goleadoras que tenemos arriba, aunque es muy difícil porque el año pasado metimos muchos y, sobre todo, en defensa. El año pasado ya hicimos una reducción importante de los goles que le metieron al Betis en años anteriores, pero aún se puede dar un paso más y en eso estamos este año. Intentar conceder pocas ocasiones. Puede ser que el otro equipo lo haga bien y puedas encajar un gol, pero intentar acumular porterías a cero es importante. Así con la calidad que tiene el equipo, si mantienes porterías a cero es casi imposible que no te lleves los tres puntos. Edgar González, defensa del Real Betis (foto: Kiko Hurtado). - ¿Qué tiene de especial Pellegrini que todos señalan como clave para el éxito de este Betis? - Es una persona que desde que ha llegado ha dejado su sello en el equipo. Le ha dado el espíritu competitivo del que hablamos y es alguien que tiene una forma de trabajar muy marcada que te exige mucho. En los entrenamientos hay una intensidad alta y eso luego en los partidos se refleja. Luego al haber muchos partidos tiene la capacidad de rotar, de hacer sentir a todos importantes y crear una unión de grupo. Un día juego yo, otro día juega otro... pero lo importante es que el día que te toque juegues al máximo. Lo importante es que gane el equipo. Esa filosofía la ha inculcado y la tenemos. Está claro que los resultados ahí están. - A título individual, ¿recuerda algún consejo especial que le haya dado Pellegrini? - Hay muchos. Es una forma de defender distinta la que él tiene. Intentar no entrar en el área hasta que no esté el balón, el aguantar la línea... eso hay que trabajarlo y cuando no estás aquí, yo viene de Oviedo, tenía que trabajarlo. Desde el principio está muy encima tuya, te da consejos para poder hacerlo, adaptándote un poco a tus características. No es lo mismo un central de un perfil que el de otro. Usar tus características para sacar tu máximo rendimiento. Personalmente me ha ayudado en seguir mejorando y en los últimos años he crecido bastante como jugador. Mi objetivo es seguir creciendo y aprendiendo tanto del cuerpo técnico como de los compañeros. - Hace un par de años hacíamos otra entrevista, esa en vísperas de renovar. Luego vino una cesión y volvió para hacerse un sitio. ¿Se siente asentado y hay Edgar para rato en el Betis? - Hace cinco años que llegué al filial y lo dije el primer día que llegué. Tenía otras oportunidades, pero la del Betis me convencía por todo. Por el club, yo soy de Cataluña y allí hay mucho bético y desde pequeño lo sientes también. Mi sueño era poder estar en el Villamarín jugando con el primer equipo y pude hacerlo. Aquí estoy muy contento y cómodo. Al final siempre eres profesional y quieres jugar el máximo número de partidos posibles. En eso estoy muy contento de estar aquí, encima cómo está el club y el equipo. Es una gozada poder jugar en este equipo. "La ambición hace mucho tiempo que está en este vestuario y se está reflejando. El objetivo de Champions es bonito para nosotros y la afición, pero al final creo que no hay que mirar a largo plazo" - ¿Le ha sorprendido desde dentro la dimensión social del Betis? - Ahora ya no, pero en su momento me sorprendió mucho, porque como te digo soy de Cataluña y allí hay mucho bético, pero no me esperaba la magnitud de esta afición, del ambiente que hay en el estadio, de estar siempre lleno, da igual el día que sea de la semana o la hora. Siempre hay un ambiente espectacular. Vamos a Finlandia y hay béticos, vamos a cualquier sitio de Europa o del mundo y hay béticos. Es una magnitud y dimensión que no me esperaba y la he descubierto aquí. - Le pido que rebobine su mente hasta el 23 de abril pasado y que me diga que se le viene a la mente en el momento en el que el Betis conquistó la Copa del Rey... - Hay bastantes recuerdos. Cuando nos juntamos todos los jugadores después de conseguirlo. Luego también un poco más personal, el momento de poderme abrazar con mis padres y mi novia para celebrarlo. Ellos también están detrás del día a día y los viajes. De los momentos bueno y los malos. Fue una alegría muy grande para la familia. - Seguro que viviría situaciones muy especiales en el vestuario aquel día durante la celebración... - Todo el mundo se puede imaginar la alegría que había y más con la gente que hay en este vestuario te puedo asegurar que nos lo pasamos bien.  "Ahora no, pero en su día me sorprendió la dimensión del Betis. Es una magnitud y dimensión que no me esperaba y la he descubierto aquí" - A vueltas con el presente, Borja Iglesias está estos días con la selección española. ¿Cómo lo ha vivido el vestuario del Betis? - Es un orgullo y una alegría muy grande. Cuando nos enteramos estábamos en medio de un entreno y lo celebramos porque se lo merece. Borja ha estado aquí en momentos difíciles. Siguió trabajando y enfocado en triunfar. Lo tenía muy claro. Tenía muchas ganas de que las cosas salieran bien. Los que hemos estado a su lado lo hemos visto trabajar, superar la adversidad y ahora en este momento también estamos disfrutando de su momento, de lo que aporta al equipo. No solo los goles, sino en el trabajo y el fútbol que despliega. Es un premio para él y una alegría para todo el beticismo. Edgar González en la entrevista en ElDesmarque (foto: kiko Hurtado). - En el otro lado la lesión de Juanmi. ¿Qué supuso para el equipo? - Fue un golpe para todos, evidentemente especialmente para él. Es una persona muy importante en el campo y en el vestuario. Es una persona alegre y optimista. La frase que me marcó fue la que dijo de que "si Canales ha pasado lo que ha pasado y está aquí, yo que esto es menos cómo no voy a estar positivo". Ha pasado la operación, ha pasado lo peor, ahora es momento de recuperarse, con el parón del Mundial que le viene bien para él. Es momento de estar cerca de él, hacerle pasar los días más fácil y él ya está preparando la vuelta. Toca descansar, de estar tranquilo y va a volver cómo estaba. - Le pregunto por otro compañero, ¿cómo es la convivencia en el vestuario con alguien como Joaquín? - Es compartir el día a día con, si no la persona, una de las personas más importante de la historia del Betis. Lo transmite, transmite el beticismo siempre, día a día. Aparte transmite la alegría que todos conocemos y que se ve desde fuera. Es tal como se ve desde fuera. Cuando tiene que hacer el papel de capitán serio lo hace, cuando tiene que ser el líder de las bromas también lo hace. Es el que genera esa unión que hay en el vestuario que se ve desde fuera, el ir todos a una y disfrutar los momentos buenos y sufrirlos todos juntos en los malos. Es el que une todo eso.

×