Un aparente mercado sin grandes movimientos

img

Queda un mes para que se abra el mercado de fichajes de invierno. Una ventana que, giro inesperado, será de relativa calma para el Real Betis, cuya situación económica ata para realizar movimientos de calado en enero. Ya adelantó Antonio Cordón hace algunas semanas, cuando el director deportivo verdiblanco señaló a Juanmi Jiménez como el fichaje que llegará. Hay que recordar las dificultades que tuvo el Real Betis el pasado verano para encajar a toda su plantilla para cuadrar el límite salarial impuesto por LaLiga. Incluso algunos futbolistas aparecieron en la nómina de la competición hasta disputadas algunas jornadas, algo que hace improbable que el club bético se mueva en el mercado invernal. Otra cuestión es que el Betis vendiera por una cantidad interesante. El club es consciente que para cuadrar sus cuentas necesita hacer caja, aunque se entiende que es más probable que las ofertas puedan llegar en verano que en invierno. No obstante, el Mundial, ya no solo por el rendimiento que puedan ofrecer los béticos mundialistas sino por el efecto dominó que se puede producir si los grandes mueven ficha, podría variar esa previsión. Antonio Cordón, director deportivo del Betis (Foto: Kiko Hurtado) Entonces sí podría cambiar algo la hoja de ruta del Betis en el próximo mercado de invierno. El funcionamiento global del equipo, sexto y en octavos de final de la Europa League con solvencia, son un aval, aunque también el cuadro bético ha dado señales de que con la suma de partidos se ha resentido y necesitaría de una mayor profundidad de plantilla que elevara el nivel. En cualquier caso, no es probable que el Betis protagonice un mercado invernal movido. Tampoco el historial reciente del club ha sido de grandes movimientos en en enero. Queda un mes para abrirse esta ventana, a la que se llegará con un único partido contra el Athletic de Bilbao, y todo apunta a una aparente calma.

×