Tres puntos con el sello de Borja Bastón: triunfo del Real Oviedo para seguir con la escalada

img

Triunfo de peso, de los importantes. De los que permiten respirar. El Real Oviedo consiguió una victoria de peso para tomar aire en la clasificación y refrendar buenas sensaciones. Todo ello, con un solitario gol de Borja Bastón en la primera parte. Salió intenso el Real Oviedo y, tras los primeros compases, consiguió hacerse con el control del partido. A través de centros laterales fue cercando la portería de Alfonso. Primero sin remates hasta que llegó el disparo ajustado de Lucas. Lo sacó el meta abajo desviando a saque de esquina. Ahí llegaría el gol de Borja Bastón. El delantero volvió a estar en el sitio indicado, tocó el remate de cabeza de David Costas lo justo para desviar el esférico e incrustarlo en la red. Otro más para la cuenta. A partir de ahí el partido se abrió. El Oviedo lo intentó por el mismo camino, pero poco a poco el Mirandés consiguió desperezarse. Fue acercándose a la portería de Braat, pero el resultado ya no se movería al descanso. El segundo tiempo el Oviedo mostró su cara más madura. La de saber lo que había en juego y la de contemporizar para no dejar escapar el resultado a favor. Todo ello, tratando de generar peligro. Nada más arrancar fue Sergi Enrich el que probó a Alfonso con un disparo raso que atrapó abajo. Con el paso de los minutos Cervera fue moviendo el banquillo. Primero dio entrada a Pomares y más tarde a Obeng. El Mirandés, mientras tanto lo intentaba, pero la zaga carbayona ganaba continuamente la partida. De ahí al final, el Oviedo aguantó bien y los tres puntos se quedaron en casa. Una victoria para seguir mirando con optimismo al frente y seguir ganando en confianza.

×