img

UD Las Palmas - CD Lugo: Sin piedad para la salvación (6-1)

No tuvo piedad la UD para acercarse a la salvación. Entendió perfectamente que era el partido ideal para conseguirlo, ante un equipo en una racha horrible y sin reacción tras la llegada de su tercer entrenador de la temporada. Por eso Pepe Mel aparcó las rotaciones y con ello lanzó el mensaje de que este era el partido clave. Y le salió bien, pese a que el Lugo se adelantó a las primeras de cambio gracias a un cabezazo de Juanpe con la estimable colaboración, una vez más, de la defensa y el portero. Pero después se repuso, aunque quizá le habría costado más si el empate no hubiera llegado tan sólo ocho minutos después, obra de Jesé, que se saltó el orden de preferencia para transformar un penalti que él mismo había provocado. Luego, todo fue jugar a favor de corriente.

×